Reciclabilidad de los envases

El plástico es una realidad en el mundo de la alimentación y cada vez más éste se usa, incluso en el envasado de productos antes vetados como por ejemplo es el caso del vino.
Cuando se habla de un envase plástico hay que pensar en el Diseño como elemento clave del mismo. Pero hay que entender el mismo como diferentes elementos interrelacionados, entre los que cabe destacar: aspectos técnicos y funcionales, aspectos económicos y ecodiseño.
El ecodiseño  es la integración de los aspectos medioambientales en el diseño del producto con el fin de mejorar su comportamiento medioambiental a lo largo de todo su ciclo de vida . Éste está relacionado con diferentes factores como es la reducción de sustancias peligrosas, la disminución de materiales o el denominado Diseño encaminado al reciclaje o reciclabilidad.
La reciclabilidad del envase, es un aspecto  fundamental sobre todo cuando se habla de envases domésticos.
Hace unos años se hablaba de que un envase plástico era reciclable cuando se trataba de un monomaterial, no-impreso y sin metalizar. Sin embargo, conforme han ido pasando los años esta situación ha cambiado, se reciclan productos con varios materiales plásticos, como por ejemplo los films y lámina multicapas, impresos y metalizados, dando lugar a materiales plásticos reciclados de mayor o menor calidad.
Esta situación ha evolucionado impulsada por el propio mercado y debido a dos circunstancias claras: equipamiento más adecuado y compatibilización.
Se ha desarrollado maquinaria más potente que permiten una mayor desgasificación, con sistemas de filtrado mejores y en continuo, que dan lugar a productos con baja presencia de otros materiales (baja contaminación). Este equipamiento está en continua evolución y permite la obtención de mejores productos con mayores rendimientos.
El uso de compatibilizantes, cada vez cobra una mayor importancia, se basa en la compatibilidad/incompatibilidad de los materiales plásticos.
El compatibilizante actúa de puente entre los dos plásticos que a priori son no-compatibles. El estudio y desarrollo de nuevos compatibilizantes, ha hecho posible, que un residuo de dos plásticos que en principio se consideran incompatibles, se puedan procesar conjuntamente y den un material reciclado con una calidad aceptable.
El punto más crítico es determinar en cada caso qué compatibilizante es el más adecuado y en qué proporción se debe añadir.

.