Seguridad alimentaria: declaración de conformidad

A finales del año pasado se publicó la guía “Union Guidance on Regulation (EU) No 10/2011 on plastic materials and articles intended to come into contact with food as regards information in the supply chain”. Esta guía pretende dar las claves para la transmisión de toda la información necesaria para el cumplimiento del Reglamento 10/2011 a través de la cadena de suministro (Declaraciones de Conformidad e Información adecuada).
La legislación vigente establece unos principios generales de cumplimiento para cualquier tipo de material que pueda entrar en contacto con alimentos: “cualquier material u objeto destinado a entrar en contacto directa o indirectamente con alimentos ha de ser lo suficientemente inerte para evitar que se transfieran sustancias a los alimentos en cantidades lo suficientemente grandes para poner en peligro la salud humana, o para ocasionar una modificación inaceptable de la composición de los productos alimenticios o una alteración de las características organolépticas de éstos”. Para cada grupo de materiales y objetos se establecen medidas específicas dirigidas a garantizar cumplimiento de estos principios generales.

Estas medidas específicas (para plásticos vienen recogidas en el Reglamento 10/2011) deben exigir que los materiales y objetos a que los se refieran estén acompañados de una declaración por escrito (Declaración de conformidad) que certifique su conformidad con las normas que les sean aplicables.
El propósito de este documento es que cada eslabón de la cadena de producción se responsabilice del cumplimiento del producto hasta donde pueda abarcar y transmita la información necesaria para que el siguiente eslabón de la cadena pueda seguir garantizando dicho cumplimiento.
Es importante que dentro de la cadena de producción cada eslabón sepa qué es lo que tiene que exigir exactamente al eslabón anterior. Esto contribuirá al cumplimiento global de los requerimientos legislativos.
Cuando compramos materias primas tenemos que exigir a nuestros proveedores la Declaración de Conformidad correspondiente (DoC) o, en su defecto, información adecuada que nos permita seguir trabajando de cara al cumplimiento de la legislación (esto último se solicita para algunos materiales/sustancias distintas de los plásticos: tintas, adhesivos, recubrimientos… pero que se usan junto a ellos para fabricar el producto final).
¿Tengo que pedir la actualización de la DoC cada vez que se publica una modificación de la legislación? En principio el proveedor es el que ha de informar a sus clientes de cualquier modificación de la DoC que les afecte.

¿Qué número de ensayos tengo que realizar para verificar el cumplimiento con la legislación? Para definir los ensayos a realizar lo primero que debemos de tener es las DoC de todos los proveedores y la información completa por parte del cliente acerca del uso real del producto. En base a estas dos fuentes se planificará qué ensayos realizar.
¿Cada cuánto tiempo hay que repetir los ensayos? Cada uno deberá de establecer dentro de su sistema de calidad la periodicidad adecuada en función de su proceso y su producto.
Una vez realizado todo el trabajo para demostrar el cumplimiento hay que transmitirle toda la información necesaria al cliente mediante la DoC (en qué condiciones se ha evaluado este cumplimiento y qué limitaciones ha de tener en cuenta de cara al uso posterior que le pueda dar a nuestro producto, especificar el tipo de alimentos con los que se ha verificado que nuestro producto podrá entrar en contacto y qué condiciones de contacto se tendrán que respetar y también trasladar la información acerca de los aditivos de uso dual presentes, entre otras consideraciones).

Fuente Aimplas..